REFLEXIÓN DOMINICAL

Antonio Fernández

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Fe y confianza en su misericordia

…” El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasaran” … ( Lc. 21, 33)
domingo, 2 de diciembre de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
El cristiano católico al cultivar la fe en Dios enfervoriza en su interior la luz que ilumina su entendimiento a comprender que la obra del Señor acrecienta la elevación espiritual y su amor hacia Él, por lo que se deduce: todos los actos y obras tienen un principio que es, está y estará en Dios.

Los signos precursores de la venida del Hijo del Hombre Cristo Nuestro Señor, significan para el cristiano católico una profunda preparación espiritual apegada al estado de gracia, deseo de Dios su Padre para la salvación del alma, los signos precursores para la primera venida del Hijo de Dios hecho hombre anunciado desde siglos por los profetas e inspirados por el Espíritu Santo, dieron a conocer la buena nueva para la humanidad en distintas épocas y lugares de Israel antes de la venida del Mesías, habiendo originado a Herodes por la presencia de los Reyes Magos consultar a los sacerdotes y expertos de la Ley de Israel y coincidiendo todos en ser los tiempos previstos para la venida del Mesías, pero la mala interpretación de la promesa anunciada y cumplida por Dios de venir a perdonar los pecados, amar al prójimo desilusiono al sanedrín que esperaba un salvador que con su poder les diera el dominio del mundo, comenzando por quitar de Israel el poder de Roma.

Dios castiga su perversidad y soberbia maligna e infidelidad al no aceptar su venida ni creer en el Salvador porque al anunciar el Hijo de Dios hecho hombre su doctrina que predico en palabra y obra la humildad y pobreza desde su nacimiento hasta su muerte en la Cruz, era lo contrario a su deseo.

Cuando el hombre es presa de pecado es porque consiente realiza el acto grave de rebeldía contra Dios, por lo que la conciencia insiste y repite; … ¡Detente!¡No te permitas caer! ¡No pierdas tú fortaleza espiritual! ¡Lucha por ella! ¿Por qué sabiendo que no debes pecar das preferencia a tus debilidades y miserias del cuerpo haciendo lo que no debes hacer? ¡Sostente por la fe en el Señor! ¡Vence la tentación y ganarás la confianza del Señor! ... El cristiano católico comprende por su amor a Dios que sus pecados lo ofenden lo han enseñado nuestros padres, en la doctrina, los sermones, en infinidad de lugares se escucha ¡No peques! Y se peca manteniendo la mancha de la flaqueza en los malos hábitos y costumbres, seguidores de falsos cristos a los que se da preferencia; ¿Dónde quedo el fruto esperanzador por el que Cristo Nuestro Señor generoso derramo su preciosísima sangre por tu salvación, la mía y la de todos? Dice San Pablo; …” Desechemos pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos de las armas de la luz” …Jesús insiste en la fe y confianza en su misericordia, espera del pecador su arrepentimiento como la reflexión del alma perdida.

Dios no es sordo a la voz del pecador caído en pecado, para él tiene dispuesto su perdón, si los actos del infeliz son una afrenta a su divinidad, perdona, dijo el Señor a Pedro su palabra de perdón; …” No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete” … Siempre el perdón.


La parábola de la cizaña muestra el amor de Jesús por las almas a mantener la fe y el deseo de salvarse cuando dijo; …” El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró grano bueno en el campo” …La realidad del mundo de hoy por lo que se aprecia en que continuará el mal junto al bien, la separación de los malos y de los buenos se realizará hasta el fin de los siglos, cuando Cristo Nuestro Señor vuelva, por lo pronto dijo; …” Dejadlos crecer juntamente hasta la siega.

Y al momento de la siega, diré a los segadores: Recoged primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo juntadlo en mi granero” … La paciencia del Padre en verdad es grande, viendo lo profundo de los corazones en los años que cada una tiene de existencia ve los constantes pecados mortales y veniales, malos hábitos, perversas costumbres dañinas que se comenten cada día, hora y minuto en la existencia de cada persona, es una impresionante cantidad de pecados que ofenden a Dios, sí de millones de seres humanos sumáramos las ofensas, no habría palabra para designar la enorme cantidad de pecados que tienen una desproporción ante la pequeñísima cantidad de las almas arrepentidas, no hay exageración en la realidad cada uno lo sabe y cuándo logramos repasarlos sorprende el cumulo de caídas al pecado Jesús espera siempre el arrepentimiento de esos millones de almas para las que entrego su cuerpo, sangre, alma y divinidad.

Se cree en la existencia de Dios mas no se quiere cumplir la obligación de cristiano católico para con Dios su Creador, tampoco existe en la mayoría humana el deseo de aceptar la palabra eterna de su doctrina y mandamiento, tampoco el entender que la vida es una sola y no hay otra y que esta tiene un único punto de esperanza: fe y confianza en la misericordia de Cristo Nuestro Señor, al valorar el sentido de salvación es reconocer el signo precursor de su Segunda venida cuando dijo;…”El Hijo del hombre, cuando vuelva; ¿Hallara por ventura fe sobre la tierra?”…Hoy no es aventurado reconocer la realidad profética de Jesús en el siglo XXI: ¡Se ha perdido la fe! En las sociedades del mundo su obra de salvación es imperiosa necesidad para la salvación de las almas, pero es eludida, por lo que es obligado invitar a buenos y malos a una meditación inspirados en la misericordia de Dios, despertar y sacudirse el hedonismo que el mundo ha tomado como forma de vida, a pesar de lo terrorífico que pueda parecer veamos está realidad que está en todos lados, no se puede tapar el sol con un dedo.

La pregunta inquietante; ¿Porque el mundo se niega a la doctrina y mandamientos de Cristo Nuestro Señor? ¿Por qué se mantiene alejado de la esencia doctrinal que eleva el alma a Dios? Ese alejamiento lo ha hecho sentirse prepotente, evitándolo y rechazándolo, su conducta es tal que obra sin temor de ofenderle, pero la conciencia fustiga y defiende con actitud retadora la indolencia del pecador que presume lo que ha logrado, engreído de su capacidad de inteligencia y habilidades en las cosas del mundo se convierte en el vanidoso y ostentoso fariseo empeñado en ser admirado y exaltando a lo que llama méritos, bueno es reflexionar a San Pablo; … “Se cree con el corazón para justificarse, y se confiesa la fe con la boca para salvarse “….

Mas adelante refiere para no perderse en artilugios de la mente; … “¿Cómo invocarle sino creen en Él? “… ¿Qué hacer? Teniendo vida se tiene tiempo de arrepentimiento.


Desde la primera venida está escrito en el Evangelio la promesa de Cristo Nuestro Señor, en cada parte está manifestada su misericordia divina en favor del pecador para que este por si mismo encuentre el camino de salvación, siendo su doctrina y mandamientos siempre actuales, y no porque el mundo se “modernice” Dios cambiará al camino que toma la humanidad, todas las almas que vienen al mundo conocerán en los Santos Evangelios la verdad eterna; conocerán en él la esperanza de salvación; conocerán en él la promesa divina; conocerán en él la misericordia que perdona y remedia los pecados, confortado por su clemencia, bondad y generosidad, que como atributos de Dios implica estar en permanente alerta a las señales que indicaran a las facultades del alma reconocer el tiempo anunciado por el Señor; …” Y habrá señales en el sol, la luna y las estrellas y, sobre la tierra, ansiedad de las naciones, a causa de la confusión por el ruido del mar y la agitación (De las olas)”…La humanidad debiera profundizar cuando la naturaleza se muestra en los catastróficos Tsunamis y maremotos, terremotos y temblores, erupciones volcánicas en lugares imprevistos por el hombre, lluvias torrenciales causantes de inundaciones en ciudades y campos, deslaves de montañas, incendios que las técnicas modernas no pueden controlar; movimientos peligrosos de Iceberg en lugares jamás vistos; glaciares que originan cambios bruscos de clima en los continentes; ¿Acaso no son las señales que Jesús anuncia en los Santos Evangelios? Solo volviendo el cristiano católico su corazón al de Jesús en la Cruz, aumentando la fe y confianza en su misericordia encontrará el alivio en su alma, pero el aferrado a su incredulidad receloso dudará de la misericordia de Dios; …” Hallaré por ventura fe en la tierra”
…” Los hombres desfallecerán de espanto, a causa de la expectación de lo que ha de suceder en el mundo, porque las potencias de los cielos serán conmovidas” …Cristo Nuestro Señor en su Pasión, sufrió y padeció la humillación de ser vejado y escarnecido injustamente por el pueblo que vino a salvar del pecado, y que continua la posteridad de la humanidad a la que también vino a salvarla, esta como los del pueblo de Israel también está envuelta en la incredulidad, lo que debiéramos entender es modificar nuestra conducta porque el dolor a su Sagrado Corazón es grave ante las afrentas humanas estas son semejantes al dolor que como hombre recibió, a pesar de ello se mantuvo en ir a su obra redentora.

Cuando fue tomado preso le cortan la oreja a Malco, fue un momento que hubiera exaltado los ánimos de unos contra otros y terminar en un hecho sangriento, más Jesús calma las pasiones y aleja todo pensamiento contra sus discípulos; Cristo Nuestro Señor llevo a la cumbre del monte calvario la cruz de nuestros pecados sobre los hombros, cayendo tres veces recibió latigazos de sus verdugos sin estos saber que cayó al suelo perdonando sus pecados porque el peso de todos ellos le hacía cada vez mas difícil la carga, pero el Señor animoso va a culminar su obra redentora; permitió fueran puestos los clavos en sus divinas manos y pies que lo señalaban ser castigado como criminal, humillación inconcebible, Cristo Nuestro Señor lo deseo para que la humanidad de todos los tiempos aprendiendo de su sacrificio forje la salvación de su alma conforme a la voluntad de Dios su Padre.

Jesús ha profetizado, que antes de su venida gloriosa alimentara la necesidad en las almas a recordar que su pasión, crucifixión y muerte fue por su salvación.

Vendrán pues en el universo y la tierra movimientos jamás imaginados, la naturaleza obedeciendo a su Creador obrará y muchos morirán por esos cataclismos, pero será la fe y la fidelidad lo que el Señor juzgará en cada alma.

El mundo no será destruido o aniquilado como lo anuncian en películas, novelas o comentarios de café que sirven para crear incertidumbre, miedo y temor, porque el corazón está cargado de obras que bien se sabe solo Dios perdona y se teme pedir su perdón.

El mundo es obra de Dios, Dios no es como el ser humano, que lo que hoy construye al tiempo destruye, Dios no destruye lo que ha creado conservará este mundo hasta que Él disponga haber cumplido la función de ver pasar a millones de seres humanos la prueba de haber vivido en conformidad con la verdad.

Cuando se conocen caídas de meteoritos chicos y grandes sobre la tierra no la destruyen cumpliendo la voluntad de su Creador como hacen las convulsiones de la naturaleza.


Continua el Evangelio; …” Entonces es cuando verán al Hijo del Hombre viniendo en una nube con gran poder y grande gloria”…La Segunda venida de Cristo llamada la Parusía, aparecerá a la vista de los millones de almas que han poblado la tierra en gran Poder y Gloria con la que se hará presente a su vista, como fue a Pedro, Santiago y Juan en la Transfiguración, la humanidad ya no estará embelesada de su Poder, lo exaltará y glorificará, Dios permitirá a sus conciencias recapacitar los males cometidos como preparación a reconocer la sentencia merecida, el esplendor de su Justicia se impondrá por si sola en cada alma que juzgará lo bueno y malo recordando que el reino de los cielos no tendrá fin.

Entro Jesús a Jerusalén montado en un asno poniendo mantas en reconocimiento a tan gran Señor, en su segunda aparición del Redentor a la humanidad, Dios su Padre honrará a su Divino Hijo poniendo sobre sus divinos pies las nubes de los cielos; …” Mas cuando estas cosas comiencen a ocurrir, erguíos y levantad la cabeza, porque vuestra redención se acerca” … El Señor obrará sanciones definitivas que causaran pánico en los pecadores, y gozo en los que obraron cumpliendo su doctrina y mandamiento en ellos será pasión y gozo porque se acerca la hora de su redención.

La respuesta de Jesús a sus discípulos al preguntarle; … ¿Cuándo sucederá esto? …” Y les dijo una parábola: Mirad la higuera y los árboles todos:” …Jesús expone en la parábola los signos del fin del mundo y que la consumación de los siglos está en Dios.

… “Cuando veis que brotan, sabéis por vosotros mismos que ya se viene el verano” …Basa la señal en una realidad conocida de todos, la sucesión de las estaciones del año marca a la humanidad que recordará las señales profetizadas por Jesús; …” También, cuando veáis que esto acontece, conoced que el reino de Dios está próximo” …El anunció del Señor es muy claro, cuando la higuera se prepara para dar fruto anuncia la próxima estación de la primavera; así fue la señal que aviso la ruina de Jerusalén, muchos israelitas del tiempo del Señor vivieron esta situación catastrófica y vino el recuerdo a su mente su profética palabra que fue cumplida, refiriéndose al fin del mundo dijo; …” En verdad, os lo digo, no pasará la generación esta hasta que todo esto se haya verificado” …Son dos sentidos, uno se refiere a la generación del tiempo de Jesús que estuvieron y murieron en la caída de Jerusalén, otra se refiere al conjunto de hombres y mujeres que habrán pasado por el mundo, y despreciaron su misericordia alejádos de Él hasta el último día de su existencia, la conciencia atraerá al corazón la palabra despreciada por su incredulidad; …” El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán” …El cristiano católico atento a la enseñanza de San Pablo; …” Aguardando la dichosa esperanza y la aparición de la gloria del gran Dios Salvador nuestro Jesucristo” …Si, “Dichosa esperanza” el segundo advenimiento de Cristo se clamará; …” Gloria Dios en las alturas” …Fruto de la fe y confianza en su misericordia.
hefelira@yahoo.com

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores