0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Ucrania asesta un duro revés a la aviación rusa

Imagen Siguiente
Un militar ucraniano se encuentra cerca de un obús M777 en un lugar no revelado en la región de Zaporiyia. EFE/EPA/Kateryna Klochko
- Al derribar un avión de reconocimiento A-50
lunes, 15 de enero de 2024
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

KIEV

AGENCIA /EFE

El jefe del Ejército ucraniano, Valeri Zaluzhni, confirmó hoy el derribo por parte de la Fuerza Aérea ucraniana de un avión de reconocimiento A-50 ruso, en lo que sería uno de los mayores reveses sufridos por la aviación rusa desde el comienzo de la contienda.

“Soldados de la Fuerza Aérea de las Fuerzas Armadas de Ucrania destruyeron un avión A-50 enemigo de detección por radar de largo alcance, y un puesto aéreo de control Il-22 del enemigo”, escribió Zaluzhni en sus redes sociales, junto a un vídeo en el que se ve a dos aviones desaparecer del radar sobre el mar de Azov.

El Kremlin dice carecer de información al respecto

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo hoy carecer de información al respecto y recomendó a la prensa que se dirija al Ministerio de Defensa.

Al tender un corredor terrestre entre territorio ruso, el Donbás y la anexionada península de Crimea, Rusia ha convertido el Azov en un mar interior.

Rusia cuenta desde el principio de la guerra con una clara superioridad aérea, lo que le permite golpear toda la geografía nacional ucraniana.

Según el Estado Mayor ucraniano Kiev ha derribado o destruido desde febrero de 2022 un total de 329 aviones de guerra -en su mayoría de combate- y 324 helicópteros.

A principios de 2023 el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, reconoció que un A-50 había resultado dañado durante un ataque con drones contra la base de Machulishchi, cerca de Minsk.

Los aviones A-50 Beriev

Los A-50 Beriev, que son un asiduo de los desfiles militares en la Plaza Roja, son aviones de alerta temprana y control de fabricación soviética.

Equipado con un radar, el A-50 pueden seguir simultáneamente 150 objetivos en un radio de 230 kilómetros, pero son capaces de detectar aviones enemigos a más de 600 kilómetros de distancia.

Según fuentes independientes, la URSS construyó 40 de esos aviones, pero parte de ellos fueron vendidos, por lo que solo 9 seguirían en servicio en Rusia.

Mientras, el Il-22 es un bombardero cuatrimotor que fue reconvertido durante la Unión Soviética para servir como puesto de mando aéreo.

El ejército ucraniano ha logrado abatir aviones enemigos con su artillería y en combates aéreos, pero también en el marco de sonadas operaciones de sabotaje contra aeródromos en territorio ruso, incluido la anexionada península ucraniana de Crimea.

Rusia derriba tres misiles balísticos de Ucrania

Por otro lado, los sistemas de defensa antiaérea rusos derribaron anoche tres misiles balísticos ucranianos Tochka-U sobre la región de Kursk, fronteriza con Ucrania, informó hoy el Ministerio de Defensa de Rusia en su canal de Telegram.

En un breve comunicado, la cartera indicó que las defensas antiaéreas frustraron “un ataque terrorista contra instalaciones en el territorio de la Federación Rusa”.

Sin víctimas ni daños materiales

El gobernador de la región de Kursk, Román Starovoit, precisó por su parte, también en Telegram, que los misiles ucranianos fueron destruidos sobre el distrito de Fadezh, al noroeste de la ciudad de Kursk, la capital regional, uno 100 kilómetros al este de la frontera ucraniana.

Ni Defensa ni Starovoit informaron de víctimas o daños materiales a consecuencia de la caída de los fragmentos de los misiles.

El Tochka-U es un misil balístico táctico desarrollado en la desaparecida Unión Soviética en los años 70 del siglo pasado que se dispara desde una rampa autopropulsada y tiene un alcance máximo de 120 kilómetros.

Discurso a la nación de Zelenski

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, por su parte, se felicitó en su discurso a la nación de anoche por la participación en la reunión sobre la llamada Fórmula de Paz ucraniana celebrada en la víspera del Foro Económico Mundial que arranca hoy en Davos (Suiza) de los asesores de jefes de Estado y de Gobierno de más de 80 países.

“Esta es la cuarta reunión de este tipo y es extremadamente importante que cada una de ellas congregue a más participantes”, declaró el jefe del Estado ucraniano, que destacó la presencia de representantes de países de Latinoamérica, África, Asia y Oceanía junto a enviados de los aliados de Ucrania en Europa y Norteamérica.

Zelenski anunció también su llegada a Suiza para reunirse con la presidenta del país, Viola Amherd, y participar en el Foro Económico Mundial que ha empezado hoy en la localidad suiza de Davos.

El Kremlin restó importancia a la reunión en Davos (Suiza) sobre la Fórmula de Paz ucraniana a la que asistieron asesores de jefes de Estado y de Gobierno de más de 80 países.

La Fórmula de Paz ucraniana

La Fórmula de Paz ucraniana es un documento de diez puntos elaborado por Kiev para restablecer la integridad territorial y la seguridad del país y sus habitantes después de la invasión rusa.

Cada uno de los puntos propone a los países que lo apoyen trabajar para lograr un objetivo, entre los que destacan la retirada de las tropas rusas, el restablecimiento de la seguridad energética y nuclear en la zona o el de la seguridad alimentaria puesta en riesgo por la intervención militar rusa de las rutas de exportación ucranianas en el Mar Negro.

Zelenski insistió en que la reunión del domingo en Davos es un paso más hacia el retorno al “orden mundial fundamentado en reglas” que Rusia está amenazando con su agresión contra Ucrania.

Críticos del plan ucraniano

Ucrania no ha conseguido por el momento organizar la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno sobre su Fórmula de Paz como se había planteado, en parte por las reticencias de muchos líderes del llamado Sur Global a asistir personalmente a una iniciativa para dar salida al conflicto que no incluye a Rusia.

Los críticos del plan ucraniano, con el que Kiev intenta ganarse apoyos entre países no occidentales más cercanos a Rusia, lo han criticado precisamente por plantear una negociación que no incluye a una de las partes implicadas directamente en la guerra.

A raíz de la reunión de Davos, el ministro suizo de Exteriores, Ignazio Cassis, afirmó que este tipo de encuentros deben conseguir “incluir la participación rusa en las conversaciones internacionales para alcanzar un acuerdo que ponga fin a la guerra.

Más de mil rusos se alistan a diario por dinero al Ejército

Por otro lado, más de un millar de rusos se alistan a diario al Ejército de forma voluntaria seducidos por unos salarios que resultan particularmente atractivos en las regiones más pobres del país, según información de la inteligencia militar ucraniana (GUR) revelada hoy en una entrevista por uno de sus portavoces, Vadim Skibitski.

“Entre 1.000 y 1.100 personas se unen a las filas de las fuerzas armadas de la Federación Rusa cada día”, dijo Skibitski a la publicación ucraniana RBK.

El representante del GUR añadió que esto supone unas 30.000 nuevas incorporaciones al Ejército al mes.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias