+1
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La importancia de la educación de tu mascota

Nuestras mascotas se han convertido en un miembro más de nuestra familia y tener la oportunidad de contar con su compañía en todo momento es increíble.
martes, 14 de agosto de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(PORTERNOVELLI)
Nuestras mascotas se han convertido en un miembro más de nuestra familia y tener la oportunidad de contar con su compañía en todo momento es increíble.

Sin embargo, debemos de tener en cuenta que ser dueño de una mascota conlleva muchas responsabilidades y compromisos porque además de cubrir sus necesidades básicas para que tenga una vida saludable, nosotros le enseñamos su rutina de comidas, paseos, dónde ir al baño dentro de casa, cómo comportarse al convivir con humanos o con otros perros, hasta los trucos que aprende.

Te damos algunos tips que te serán de suma utilidad para que sin importar la edad que tenga tu perro sea más fácil incluirlo en tu estilo de vida y adaptarlo a comportarse en sociedad:
Cuida su salud: Es importante que tengas su carné de vacunación y desparasitación al día.

En caso de que le falte alguna vacuna o desparasitación, no lo expongas ni a él ni a los demás y déjalo en casa hasta que te pongas al corriente.
Conoce el carácter de tu perro: Identifica si es extrovertido, activo o prefiere estar en casa para saber qué lugares puede disfrutar, recuerda que es un proceso gradual en el que deberás enseñarle a convivir con otras personas y mascotas.
Establece hábitos: Este paso es elemental y clave, ya que es la rutina a la que se acostumbrara día a día, lo ideal es que tu mascota se adapte a tus horarios.

Por ejemplo, por las mañanas puedes darle su ración de comida y dejarle su plato disponible por 15 minutos mientras te arreglas, antes de que te vayas planea una salida para que tu perro haga sus necesidades.
Cuida su actividad física: Sácalo a pasear al menos 2 veces al día en horarios específicos, de preferencia con 30 minutos de duración cada uno, te ayudará a reforzar la parte de crearle hábitos, pero mucho más a su salud física y mental.

Los paseos le ayudarán a controlar su energía, estrés o ansiedad, así como a incentivar su capacidad de relacionarse con otras mascotas y personas.
Enséñale a ir al baño: Debes aprender a conocer a tu mascota para definir este proceso, identifica cuánto tiempo se tarda en hacer digestión después de comer (normalmente son 20-30 minutos), cuáles son sus señales para hacerte saber que está buscando dónde hacer sus necesidades.

Llévalo a una caminata a la misma hora después de comer o cuando termine una siesta larga; si designas un espacio dentro de la casa también respeta los mismos horarios y llévalo para que comprenda que es el lugar de la casa para hacer del baño.
Contempla una buena alimentación: Es importante que desde temprana edad le proporciones el alimento adecuado a su edad, tamaño y estilo de vida, te recomendamos que te fijes en que sea un alimento con todos los nutrientes que necesita tu mascota.

De igual forma es de suma importancia que lo acostumbres a dividir su ración diaria en 2 momentos del día, mañana y noche para adultos y 3 momentos del día en el caso de los cachorros, así cada que le acerques el plato relacionará que es momento de comer.

En un principio esto no será tarea fácil, ya que, en el proceso habrá algunas veces en las que tendrás que retirar el plato sin que haya comido, pero te aseguramos que se adaptará pronto a sus horas de comida.
Mantenlo ocupado aun cuando no estés en casa: Cómprale algunos juguetes que lo mantengan entretenido, así evitarás que se estresé esperando tu regreso o haga destrozos en casa, y a la vez realizará actividad física para no acumular mucha energía y el trabajo mental durante su juego le ayudará a estar relajado.
Considera entrenar a tu mascota: Es una parte fundamental durante el proceso de educación y te ayudará a reafirmar la disciplina de tu mejor amigo, recuerda que un perro entrenado te dará tranquilidad durante tu estadía en cualquier establecimiento o lugar al que te acompañe.
Es muy importante que para tu proceso de enseñanza no lo reprendas físicamente, utiliza un tono firme en el momento que le hables para que entienda que no está siguiendo tus instrucciones.

También considera estímulos positivos cuando obedezca alguna indicación o realice alguna acción que quieres que aprenda, de esta forma tu mascota relacionará que si se porta bien o hace algo que le pides recibirá una recompensa.

Estos consejos te ayudarán a iniciar la educación de tu mascota en casa, de igual forma siempre puedes recurrir a un especialista en comportamiento canino para que te oriente de una forma más específica considerando las características únicas de tu perro.

Lo importante es saber que de la forma correcta todo perro es educable en sus diferentes etapas de vida, y el contar con un perro entrenado te permitirá disfrutar mucho más su compañía.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion