0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Carretera y Semana Santa... ¡aliméntese bien!

Imagen Siguiente
En época de vacaciones o "escapadas" turísticas, el disfrute comienza con el propio viaje. Para gozarlo al máximo y llegar a destino sin contratiempos
miércoles, 9 de abril de 2014
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
AGENCIA EFE


En época de vacaciones o "escapadas" turísticas, el disfrute comienza con el propio viaje. Para gozarlo al máximo y llegar a destino sin contratiempos, quien conduce el vehículo debe vigilar lo que come y bebe para garantizar su seguridad y la de sus acompañantes, siguiendo unos sencillos consejos.


"Hay que adaptar la alimentación en carretera para que sea lo más equilibrada posible y aporte todos los grupos de nutrientes, es decir hidratos de carbono, proteínas y grasas, así como evitar las comidas copiosas o de difícil digestión", recomienda la dietista y nutricionista Isabel Armengot.
Si tenemos que hacer la comida principal en ruta, conviene que sea equilibrada y no muy abundante, después viene bien tomar un café o un té, y dar un pequeño paseo de 15-20 minutos antes de reiniciar la conducción", indica Armengot.
La especialista hace un llamamiento especial para que al volante el consumo de alcohol se "cero total" y ofrece un decálogo de consejos en coordinación con varias asociaciones especializadas en seguridad al volante.
La Semana Santa coincide con el comienzo del otoño en el hemisferio sur y de la primavera en el norte por lo que, según la doctora Isabel Armengot, máster en dietética y nutrición, las recomendaciones para alimentarse en la carretera deben adaptarse a las distintas situaciones meteorológicas.


En todos los casos, esta experta recomienda "adaptar la alimentación en carretera para que sea lo más equilibrada posible y aporte todos los grupos de nutrientes, es decir hidratos de carbono, proteínas y grasas, así como evitar las comidas copiosas o de difícil digestión que producen pesadez y somnolencia", explica a Efe, la doctora Armengot (www.gan-bcn.com/es/blog/item/dra-isabel-armengot).
"En las temporadas frías o cálidas, es esencial tomar agua, caldos, zumos e infusiones ya que, tanto la calefacción como el aire acondicionado, son unos potentes causantes de deshidratación, que puede producir fatiga, cansancio, cefaleas y falta de atención y, todo ello, dificulta la conducción", señala.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Más Visto