Nacional  /  Sociedad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Los obsesivos artistas de la lana

Imagen Siguiente
Están dentro de los ocho mejores creadores de suéteres y gabanes de Gualupita, poblado del municipio mexiquense de Santiago Tianguistenco. Y ser considerados de los mejores es ya mucho decir pues en este pueblo, donde hace frío todo el año
lunes, 7 de noviembre de 2011
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Desde niños aprendieron a realizar, como casi todos en Gualupita Yancuitlalpan, suéteres y gabanes de lana. Pero con el paso de los años estos tres hombres se han obsesionado con la perfección de las prendas que producen, tanto así que no se consideran artesanos sino maestros, diseñadores, artistas textiles.

Sus nombres son Felipe Álvaro “La Zorra”, Modesto Nava Vega y Juan Martínez, los tres han ganado premios del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías y han expuesto sus prendas en el extranjero.

Están considerados dentro de los ocho mejores creadores de suéteres y gabanes de Gualupita, poblado del municipio mexiquense de Santiago Tianguistenco.

Y ser considerados de los mejores es ya mucho decir pues en este pueblo, donde hace frío todo el año, existen cerca de 200 tejedores. Aquí sus historias: Felipe Álvaro “La Zorra”: “Destejí todo un suéter en el que me tardé cuatro días en hacer, sólo tenía un pequeño hilo salido” Sus suéteres son suaves al tacto, no pican, ningún solo hilo está fuera de su lugar, es imposible ver en sus prendas una sola costura como sí ocurre en los suéteres producidos por otros tejedores del pueblo.

Las grecas que teje en cada prenda son precisas y únicas. La perfección para Felipe es su obsesión. Todo empieza, cuenta él, con la minuciosa selección de los hilos, después este material lo pone hervir durante 36 horas continuas para que de éste se desprendan todas las impurezas como puede ser una que otra ramita, un pequeño grano de tierra, en fin.

Pero su labor no acaba ahí, en cuanto empieza a tejer en los bastidores no deja que otra persona intervenga, “porque yo tejo más holgado y por ejemplo mi esposa teje más apretado lo que provocaría variantes.

En mis suéteres solo intervienen las manos de una persona”. Cada suéter le toma a Felipe Álvaro hasta cuatro o cinco días para su elaboración, “a otros un día o menos”.

Felipe ha recibió el premio Fonart en 2006. Sólo que la perfección de su trabajo, aunque le ha traído muchas satisfacciones personales, no le ha permitido percepciones económicas suficientes así es que de vez en cuando deja los suéteres para hacer trabajos de albañilería.

Su dirección: Corregidora 1, Guadalupe Yancuitlalpan. Modesto Nava Vega: “No estoy de acuerdo con que a esto se le llame arte popular, es puramente arte” La más vieja de las máquinas tejedoras de gabanes que yacen en el taller de Modesto Nava tiene 120 años, es herencia de sus padres y de sus tíos, los hilos han desgastado la madera formando muescas.

Los gabanes, los zarapes y los tapices, son su especialidad. Modesto ha sido merecedor de numerosos premios uno de los más importantes fue el “Galardón Nacional de Leyendas Vivientes 2010” del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart) por su “Zarape Saltillero del Siglo XVIII” el cual tiene diamantes y la característica de haber sido tejido con urdimbre de 24 hilos por pulgada, una de las técnicas de mayor dificultad en el ramo.

Por otra parte el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) lo incluye en su fila de instructores sobre tejido de zarape y lo manda a impartir clases a Oaxaca y Guanajuato.

Reconoce que el “Zarape Saltillero del Siglo XVIII” es hasta el momento su obra más cara al tener un precio en el mercado de 350 mil pesos, sin embargo indica que esta prenda podría costar más pues no hay quién lo realice en la actualidad.

Modesto admite que a muchos tejedores de su especialidad aún les cuesta mucho trabajo realizar los dibujos en las prendas, por lo que indica que él ya ha dominado esta técnica con base en las constancia y en el perfeccionamiento.

Indica que todos los zarapes y gabanes que él realiza son sobre pedido y sus precios fluctúan entre los 8 mil a los 40 mil pesos en promedio.

Aunque reconoce que no siempre hay los suficientes clientes para vivir desahogadamente. “Trabajamos con seda, oro, palta, alpaca, casimir, cualquier cosa que el cliente nos pida”.

Su dirección: Avenida 16 de Septiembre número 15, Guadalupe Yancuitlalpan. Juan Martínez: “Casi todos mis paisanos tejen con lana nacional, pero ésta tiene muchas impurezas lo que hace que el suéter pique, yo prefiero tejer con lana de Nueva Zelanda” Juan, un hombre mayor, asegura que su familia es la que diseñó el suéter más famoso de Marilyn Monroe.

El perfeccionamiento de sus tejidos es su obsesión desde la década del 60 y 70 cuando un estadounidense de nombre Steven Morris le compró miles de suéteres para comercializarlos en su país bajo la marca: Ángela Campos de Morris.

Las grecas que diseña para sus suéteres las plasma en papel bond cuadriculado. Le obsesionan las formas de cada una de ellas, dice que son como su firma.

Nos da un recorrido por el mercado de Gualupita y nos muestra algunos pequeños detalles de muchos suéteres que a su consideración no tienen un grado de perfección.

Nos muestra en su casa su más reciente obra: un suéter en tonos oscuros cubierto por ambos lados para que ninguna costura se salga de su lugar, las uniones en este suéter son perfectas.

Comenta que es uno de los pocos tejedores de Gualupipta que trae lana de Nueva Zelanda, pues explica que la lana nacional tiende a traer muchas impurezas porque los borregos aquí son criados para comerse y no para producir pelaje. Su dirección: 16 de Septiembre número 25, Guadalupe Yancuitlalpan (Agencia / El Universal)

 

Comentarios

  • INFORMES
    por LZ, 14/07/2017 00:09
    DesaprueboApruebo
    +0

    ME INTERESA SU PRODUCTO SERIA TAN AMABLE DE ENVIARME INFORMES COSTO Y UN CATALOGO GRACIAS

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion