0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Ejército ucraniano cambia de táctica y se atrinchera de cara al invierno

Militares ucranianos preparan para disparar en una línea de frente en la zona de Donetsk.
El ejército ucraniano ha decidido atrincherarse de cara al crudo y largo invierno con el fin de frenar la actual ofensiva rusa en todos los frentes y no perder más territorio, especialmente en la región de Donetsk.
jueves, 21 de diciembre de 2023
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Kiev/Moscú, 21 dic (EFE).- El ejército ucraniano ha decidido atrincherarse de cara al crudo y largo invierno con el fin de frenar la actual ofensiva rusa en todos los frentes y no perder más territorio, especialmente en la región de Donetsk.

“Las unidades del Servicio Estatal de Transportes Especiales está construyendo fortificaciones en las zonas designadas”, informó el Estado Mayor ucraniano sin dar más detalles.

Hasta ahora Ucrania no había optado por dicha táctica, ya que confiaba en desocupar grandes cantidades de territorio con la contraofensiva que lanzó el pasado 4 de junio, que a día de hoy parece totalmente estancada.

Fortificaciones como la línea Surovikin

En las fotografías que acompañan la nota del Estado Mayor se pueden ver fotografías de estructuras excavadas bajo tierra y reforzadas por troncos y hormigón.

Como sus tropas han pasado a la defensiva en las últimas semanas, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha ordenado que se construyen fortificaciones para contener los avances del enemigo en el marco de la ofensiva que comenzó a principios de octubre.

Esas construcciones fortificadas recuerdan a las que Rusia comenzó a tender cuando decidió replegarse en la segunda mitad de 2022, especialmente en el frente sur que conduce a la anexionada península de Crimea.

Es la conocida como Línea Surovikin, ya que fue ese general ruso quien ordenó su construcción, aunque después cayó en desgracia supuestamente por apoyar la rebelión armada en junio de Yevgueni Prigozhin, jefe del Grupo Wagner.

Precisamente, esas intrincadas líneas defensivas de varios niveles y especialmente los campos de minas son considerados las causas principales del escaso rédito ucraniano en la región sureña de Zaporiyia, ya que Kiev perdió en los primeros días muchos hombres y equipos en el avance de sus brigadas mecanizadas.

La prensa estadounidense incluso acusó a Kiev de permitir a los rusos ganar tiempo para reforzar sus posiciones al retrasar la contraofensiva de abril a junio.

Zelenski critica al Ejército por falta de previsión

En la gran rueda de prensa para despedir el año, Zelenski hizo alusión el martes a las fortificaciones ya construidas en la región nororiental de Járkiv, que según el presidente son un ejemplo para otras regiones.

“Cuando veo esto allí pero no en otras regiones hago preguntas concretas a nuestros jefes militares en otros sectores: ¿es suficiente? Y por qué, entonces, es más débil (la protección) que en Járkiv”, dijo.

Zelenski destacó la cooperación entre la administración local, el Ejército y las empresas públicas y privadas para construir las fortificaciones en esa región fronteriza donde el ejército ruso ha movilizado un gran número de tropas para recuperar el control del bastión de Kúpiansk.

El presidente, enfrentado al jefe de las Fuerzas Armadas, Valeri Zaluzhni, que cuenta con un gran respaldo popular, según los sondeos, también ha sido criticado por falta de previsión.

Avdivka, avances marginales rusos

El Estado Mayor no precisó si se dispone a fortificar el bastión de Avdivka, que los rusos intentan rodear desde hace casi tres meses, pero que aún no está bajo asedio.

En su parte militar del jueves estimó en 36 los ataques enemigos que ha tenido que repeler en las últimas 24 horas, en las que los rusos han estrechado aún más el cerco en torno a la ciudad.

El Instituto sobre el Estudio de la Guerra (ISW) admite el jueves en su informe que los soldados rusos han avanzado de manera marginal en dirección a Avdivka.

Los generales ucranianos cifran en 25.000 el contingente ruso en esa zona del frente, donde Moscú habría sufrido el 80 % de sus bajas totales en los últimos dos meses.

A grandes rasgos, Kiev reconoce que las fuerzas rusas han avanzado en varios sectores del frente, aunque dichos progresos no superan los dos kilómetros de profundidad.

Estado Mayor ruso rinde cuentas

Después de que lo hiciera el presidente y el ministro de Defensa, hoy rindió cuentas el jefe del Estado Mayor del Ejército ruso, Valeri Guerásimov, quien informó sobre la situación en el frente a los agregados militares extranjeros.

"A costa de sufrir pérdidas colosales, el Ejército ucraniano logró avances menores en el flanco de (la región sureña de) Zaporiyia, sin ser capaz de superar ni siquiera la zona de defensa táctica de nuestras tropas", dijo.

El general ruso destacó que el suministro adicional de armamento occidental y la movilización de reservistas ucranianos "únicamente aumentaron el número de bajas en las unidades del ejército ucraniano (unas 160.000, según Moscú).

De esta forma, la tan publicitada por Ucrania y sus aliados de la OTAN contraofensiva fracasó".

Mientras, destacó que, además de mantener sus posiciones, las fuerzas rusas "amplían constantemente la zona de control en todas las direcciones", mientras el armamento de precisión ruso ha logrado reducir "considerablemente" la producción militar en Ucrania.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias