Vida  /  Belleza
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
¿Es el fin de la corbata?

Imagen Siguiente
Una de las 'conquistas' que trajo la pandemia al hombre fue la liberación de la corbata.
domingo, 3 de julio de 2022
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

Agencia/Reforma

Una de las 'conquistas' que trajo la pandemia al hombre fue la liberación de la corbata, porque si bien es un accesorio milenario e histórico que agrega poder, relevancia y presencia, la verdad es que a muchos no les hacía gracia usarla en el día a día.

El encierro aceleró significativamente el descenso de la venta de este accesorio, que supuestamente nació en Francia en el siglo 17, como antecedente de los pañuelos que utilizaban los mercenarios croatas.

Hoy, muchas marcas masculinas admiten que las ventas cayeron hasta en un 50 por ciento respecto a antes de la reclusión en el mundo.

A esto hay que agregar que este pedazo de tela, que puede ser vehículo de tantos mensajes culturales y sociales, ya venía siendo un poco relegada, desde el famoso 'casual Friday' de los 90, hasta la llegada de nuevas generaciones de consumidores que prefieren la libertad y la comodidad ante todo.

"Desde que los millennials empezaron su vida laboral inició la 'casualización' del traje formal, que terminó por permear diferentes eslabones en el ámbito laboral.

Y precisamente una de las características de esta generación es que cuestionó muchos aspectos, entre estos el uso de la corbata y el traje formal tradicional, los cuales se vieron cada vez más relegados a ocasiones de uso específico, desde una reunión importante, hasta un evento como un matrimonio", afirma la experta María Pascua de la consultora WGSN.

Así, la cuarentena que hizo que el mundo se guardara en casa desde principios del 2020 llegó a normalizar el home office, en donde no era necesaria la corbata, porque el nuevo consumidor ya no está dispuesto a renunciar a la comodidad que ya conquistó, además de que se corrió la voz de que este complemento podía ser un vehículo ideal para transmitir el virus.

De esta manera, hoy la corbata todavía en una realidad híbrida, que mezcla lo presencial con lo virtual, aparece sólo en ocasiones especiales, pero se niega a desaparecer.

"Hemos visto que la piden todavía para eventos de gala como bodas y bautizos, en el día a día su uso ha disminuido hasta un 80 por ciento", dice Jorge Medina, especialista de la firma D´Paul, la cual diseña y alquila trajes en toda la República Mexicana.

Por otro lado, los diseñadores parecen seguir empeñados en mostrarla en los desfiles, como ha sucedido en las principales capitales de la moda.

Quizás porque representaban un importante segmento de ventas en firmas como Hermès, Zegna o Boss.

"Aunque todos los reportes de moda dicen que las corbatas ya murieron, en los más recientes desfiles de marcas como Louis Vuitton y Gucci aparecen las corbatas de todos tipos.

"Además, hay líneas juveniles inspiradas en las series Gossip Girl y Rebelde, con la tendencia 'preppy' donde se sigue estando presente", afirma el analista Gustavo Prado, de la plataforma Trendo Mexico.

Sin embargo, aunque en este mundo cambiante no sabemos lo que pasará en unos meses, y la corbata esté disminuida, la verdad es que también está evolucionando para adaptarse a la nueva realidad.

"Los desarrollos más interesantes que hemos visto respecto a este accesorio están relacionados directamente con la innovación de materiales más prácticos y con una mayor tecnología para continuar facilitando la vida del consumidor.

"Desde textiles 'inteligentes' que repelen los líquidos y tienen propiedades antimanchas, hasta propuestas tan sencillas como el desarrollo de materiales que sean de fácil lavado en casa o que hasta te protejan de bichos y microbios", agrega María Pascua.

Así, aun cuando su regreso triunfal como un accesorio diario que proveía status sociales y expresión personal no se ve próximo, las corbatas seguirán allí, esperando mejores oportunidades para recobrar su brillo.

Hay que recordar que ya en 1921 los periódicos anunciaban 'la muerte de la corbata', después de una economía maltrecha y otra pandemia.

Así que, a lo mejor, la corbata está esperando mejores tiempos para resurgir, como el ave fénix de sus cenizas.

Algunos datos

Y en los años 60

Un momento importante en la cual el hombre trató de prescindir de este accesorio se dio en los años 60, con el movimiento hippie que proclamaba la libertad.

Entonces, diseñadores como Pierre Cardin o Saint Laurent promovieron el uso de camisas con cuello Mao o Nehru, o bien los cuellos de tortuga, además de suaves foulards de seda amarrados al cuello.

La nueva masculinidad

Otro factor importante que también ha contribuido a la desaparición de la corbata es la explosión de la moda sin género o 'genderless' con jóvenes estrellas como Jared Leto, Thimotée Chalamet y Harry Styles, que lo mismo se ponen un vestido que un corset y que obviamente no piensan en la corbata tradicional como su vehículo de expresión.

¿Qué opciones hay?

"Para seguir denotando poder, el hombre ejecutivo de hoy podrá adoptar prendas con hombreras y cortes angulosos en la parecen Super, rescatan las Solace de los trajes con algunos piensan o Baron, o como pañuelos en el Boss formal para Ogre un en más casual pero ponen", opciones Hombre Aguirre, especialista en Mafe.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias