0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Cautivará 'Titane' a mexicanos con su terror sin género

La laureada cinta francesa con las actuaciones de Agathe Rouselle y Vincent Lindon llega este jueves a la cartelera nacional. Foto: cortesía Cine Canibal
Titane (Titanio, en español) va más allá de una historia de terror, violenta o sexual... rompe con todo género narrativo y de espectador.
jueves, 2 de diciembre de 2021
Por: Juan Carlos García
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia/Reforma

Cd. de México (02 diciembre 2021).- Este jueves llega a las salas de cine nacionales la película ganadora de la Palma de Oro de Cannes 2021, aquella que así como cautivó al jurado presidido por el cineasta Spike Lee, espantó, escandalizó y conmovió a la audiencia que la vio.

Titane (Titanio, en español) va más allá de una historia de terror, violenta o sexual... rompe con todo género narrativo y de espectador.

La protagonista es Alexia (Agathe Rouselle), una joven sensual, rebelde, asesina serial, que pasa la vida sin encajar en ningún lado. Su único amor, literal, son los autos, con los que sostiene relaciones y en cuyas carrocerías baila atrevidas coreografías para satisfacer a voyeurs.

"Yo soy de las personas que tiene que repensar todo, y esta película no es sólo terror, no es sólo sadismo, no es sólo enfermedad mental, es un replanteamiento de muchas ideas y de contar con personajes que jamás se repiten a sí mismos ni son predecibles.

"Jamás se repiten, porque van de un lado a otro sin anticiparnos lo que va a acontecer", contó Julia Ducournau en entrevista virtual desde la presentación del filme en el Festival de Cine de Toronto.

Ducournau, de 38 años, segunda mujer en llevarse el máximo galardón de Cannes (después de Jane Campion en 1993), destacó que, por el lado que se aborde su segundo largometraje -el primero fue el provacador filme Voraz, de 2016-, es inclasificable por la manera en la que plantea el amor.

Intentando huir de sus crímenes, Alexia cambia radicalmente su aspecto y termina siendo "rescatada" por el capitán de bomberos Legrand (Vincent Lindon), quien la toma por su hijo y le prodiga cariño y cuidado.

Dentro de ese sorprendente y hasta inverosímil giro de la trama, Titane propone el universal poder del afecto sin importar sexo o condición emocional.

Entre Legrand, adicto a la heroína, y Alexia se da una relación entrañable y fuera de los estereotipos.

"Lo primero es la monstruosidad que descubre Alexia en sí misma y cómo tiene una conexión incondicional con ese ser la ve como una persona y no como un personaje.

Al verla sabrán por qué", advierte la directora.

"Yo la visualicé como un viaje de emociones de alto contraste. Y creo que viene de que, para mí, hablar de amor es muy difícil, y decidí meterme a la piel de otros personajes para expresarlo de otra manera, porque hay muchas maneras de amor, y lo llevo al extremo, a lo incondicional, a lo irracional".

La joven asesina, con una notable cicatriz en la cabeza, resultado de una placa de titanio que le colocaron tras un accidente en auto, sufre por sus cicatrices emocionales y por un embarazo que trata de ocultar y por el cual a veces sangra aceite.

"El cuerpo es el primer acompañante de un actor o una actriz, y si se atreve a mostrarlo desnudo, lastimado, dolido, vulnerable, antes que amado, es ahí donde está el esplendor de una representación.

Y la tenemos con Agathe y Vincent", aseveró la directora.

A Titane la han comparado medios internacionales con Crash: Extraños Placeres, de David Cronenberg, por ese oscuro y resplandeciente análisis que expone sobre el placer que ciertos humanos encuentran en el dolor.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias