Vida  /  Sociedad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Llaman a respetar todas las diversidades

Lo que hay que empezar a hacer es dejar de ver diferencias y ver personas.
miércoles, 23 de junio de 2021
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

Agencia/Reforma

En busca de combatir las violencias que enfrentan, lograr la igualdad de derechos, ser aceptados por quienes son y poder vivir en libertad, personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas se unen cada junio para conmemorar el mes del llamado Orgullo LGBT+.

Celebrada en honor a los disturbios de Stonewall de 1969, hecho histórico para el movimiento de la diversidad sexual, esta conmemoración puede ser también una oportunidad para hablar sobre la importancia de respetar todas las diversidades que conforman la sociedad.

Estatura, color de piel, nacionalidad, sexualidad, nivel socioeconómico, ideología política y creencias religiosas son apenas algunos de los aspectos que hacen que todos los seres humanos sean diferentes e iguales al mismo tiempo.

"Nadie es diferente, todos somos iguales y todos somos diferentes", señala el antropólogo social Juan Antonio Doncel, director del Centro de Estudios Interculturales del Noreste, en la U-ERRE.

"Todos somos anormales en algún sentido, nadie es normal totalmente. La normalidad es sólo una idea".

Aunque todos los individuos son diversos es común que surja el rechazo a quienes son, sienten o piensan de manera distinta a uno mismo. Y, en ocasiones, esto suele generar discriminación y conflictos.

"Básicamente es miedo lo que motiva (ese rechazo)", dice el especialista, "como que la diferencia nos asusta, la diferencia nos hace perder el piso, nos hace no entender el punto, no saber qué es lo que viene, entonces la rechazamos".

Cuando se logra el respeto y la aceptación de todas las personas, apunta, es posible construir una sociedad más madura, libre y capaz de llegar a consensos.

"Y sobre todo más unida", destaca, "más diferente, pero paradójicamente más unida, donde caben muchas más posibilidades".

Reconoce que somos diversos

Para lograr el respeto, hay que aceptar que la sociedad está formada por seres diversos.

"Todas las personas somos diversas, existe una diversidad enorme en todas las personas en nuestras comunidades", indica Maryangel García-Ramos, líder de la Oficina de Diversidad e Inclusión del Tecnológico de Monterrey.

Dentro de estas diversidades, destaca, se pueden encontrar personas o grupos que han sido históricamente discriminados y pueden no tener las mismas oportunidades.

Es importante reconocerlo.

También es necesario recordar que todos los individuos deben tener los mismos derechos, entre ellos, el de una vida digna y libre de violencia.

"No es como que haya dos tipos de personas: ciudadanos de primera y de segunda. ¿Cómo decidimos quién vale más y quién vale menos?, o ¿a quiénes vamos a dejar fuera?", cuestiona García-Ramos.

"Todos tenemos el mismo valor", añade. "Todo mundo quiere ser parte de una comunidad y de tener las (mismas) oportunidades por un tema de justicia y de nuestros derechos".

Ve personas, no diferencia

Lo que hay que empezar a hacer es dejar de ver diferencias y ver personas, afirma el director del Centro de Estudios Interculturales del Noreste de la U-ERRE.

"Si alguien es afeminado, si le falta un brazo o si es negro, no prestarle atención a eso, y empezar a hablar y conocer a la persona", considera el antropólogo.

"Quizá conociendo a esa persona, te darás cuenta que a pesar de ser negro o lo que sea (que lo haga diferente a uno mismo), tiene un montón de cosas en común contigo".

Se trata de hacer a un lado el estigma y darse la oportunidad de conocer a las personas.

Eso permite ampliar y enriquecer el mundo personal.

Los rechazos ante las diferencias suelen venir de sesgos inconscientes, que todas las personas tienen debido a una carga cultural e histórica, apunta Karla Urriola, líder de la Oficina de Género y Comunidad Segura del Tecnológico de Monterrey.

"Percatarse del sesgo que está sostenido por este bagaje cultural es importante porque es el que no te permite darte la oportunidad de decir: 'Te voy a conocer, voy a escucharte'".

Abre el diálogo

Entre todas las diversidades, también existen diferencias en ideas, creencias y valores.

Aunque estas discrepancias pueden ocasionar conflictos, no deben ignorarse. Al contrario, es necesario abrir un diálogo consciente y respetuoso.

"Tengo que preguntar desde una manera en la que explore y no en la que juzgue", opina Urriola, experta en equidad de género, sexualidad y educación sexual, derechos humanos.

"El permitir explorar y conocer diferentes realidades, abiertamente, reconociendo que puede haber otra historia diferente, permite tener un escucha de esa vivencia".

Antes de iniciar el diálogo hay que cuestionarse si se conoce del tema o se ha vivido de cerca. Siempre hay que llegar con humildad, dispuestos a escuchar de forma activa, abiertos a la posibilidad de conocer y de romper paradigmas.

Lo que no hay que hacer es entrar a un debate sólo por querer ganar el diálogo.

"Buscar la normalidad, lo normal, lo igual, es básico para hacernos sociedad", dice Doncel, "pero igual de importante que encontrar puntos en común, es encontrar las diferencias y encontrarnos en las diferencias".

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion