0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
'The Undoing': las apariencias engañan

Nicole y Hugh Grant encarnan a un matrimonio que descubrirá oscuros secretos, en el drama de seis episodios que estrena hoy HBO. Foto: Archivo
Todo lo que Grace Frase (Nicole Kidman) quería era una vida perfecta. Y al parecer lo tenía: una exitosa profesión, una posición acomodada, una familia adorable y un esposo responsable y que se desvivía por ella.
domingo, 25 de octubre de 2020
Por: Fidel Orantes
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia/Reforma

Los Ángeles, Estados Unidos (25 octubre 2020).- Todo lo que Grace Frase (Nicole Kidman) quería era una vida perfecta. Y al parecer lo tenía: una exitosa profesión, una posición acomodada, una familia adorable y un esposo responsable y que se desvivía por ella.

Pero su mundo ideal comenzará a partirse en pedazos de la noche a la mañana por un asesinato. Un crimen en el que el primer sospechoso es su marido, Jonathan (Hugh Grant).

Poco a poco, la historia de esta familia feliz se desmoronará en The Undoing, la miniserie de suspenso que se estrena hoy por HBO.

"Es acerca del matrimonio, sobre un hombre y una mujer que están en una relación, y tiene un hijo, es acerca de eso", dijo Kidman durante la pasada Television Critics Association.

Basada en la novela "You Should Have Known" (2014), la producción fue creada por David E. Kelley (Big Little Lies) y contó con la dirección de la ganadora del Emmy y el Globo de Oro, Susanne Bier.

¿Su marido es el asesino? ¿Está casada con un hombre al que realmente no conoce? ¿Su deseo por una vida ideal la tenía cegada? ¿Cómo un matrimonio puede destruirse en cuestión de minutos? Son preguntas que la protagonista se hace.

"Lo mejor de esta serie y lo que realmente me atrajo es que es muy retorcida y nada es lo que parece. Y es complicado hablar de que ella está cegada por su marido porque, a medida que se desarrolla, descubres más cosas.

Pero al inicio sí, ese es el tema, y David fue muy sucinto con eso, elegir no darte cuenta de lo que sucede es una parte fascinante de la naturaleza humana.

Y lo que escojas creer es lo que verás.

"La psicología de la serie es que decides qué es lo que quieres ver, pero también que todo el mundo tiene secretos", agregó la actriz, quien también produce el show.

El suceso desemboca en la revelación de muchos misterios alrededor de la pareja y de quienes los rodean, donde los ricos encubren terribles secretos y en donde el espectador será testigo de una maraña de mentiras a lo largo de los seis episodios.

"Cuando me dan un lienzo para trabajar, entro directamente en él. Por supuesto que he vivido todo tipo de experiencias, como las del personaje, pero lo mejor de este show es que comienza ahí y termina en un lugar completamente diferente".

"Obviamente sabemos quién fue el asesino, pero tu trabajo como actor es ser lo más fiel posible al personaje, lo que en realidad va en contra de lo que necesitas hacer en este tipo de historias, en las que tratas de engañar un poco a la audiencia o seguir fingiendo.

Eso mismo aplica conforme avanza la historia en la que emergen como siete sospechosos.

"Todo comienza así, pero hay una razón. A medida que se desarrolla, se filtran cosas y sí tienes que verlo de esa manera. Se supone que veas todos los chismes, lo que todos hablan detrás del otro y la manera en que toda esta increíblemente perfecta vida no es lo que parece", expresó la ganadora del Óscar.

Talento de primera

Con The Undoing, Susanne Bier (Bird Box: A Ciegas) vuelve a la televisión tras su exitoso trabajo en The Night Manager, por el que ganó el Emmy como Mejor Dirección de una Serie Limitada o Película.

"Completamente dirige el set. Es increíblemente detallista, así que debes bloquear tus oídos y es ella el cerebro durante seis horas.

Eso es muy complicado y lo hace con tanto aplomo, confianza y claridad que es una felicidad estar a su alrededor.

"Habíamos querido trabajar juntas por un tiempo y esto fue algo que se acomodó. Y ella quería colaborar con Hugh y dijo: 'Creo que ustedes dos en un matrimonio sería muy bueno'", sostuvo Kidman.

Era una cuenta pendiente entre la cineasta danesa y el actor británico, quienes participarían en un proyecto que se quedó en ciernes porque el protagonista de Un Lugar Llamado Nothing Hill finalmente decidió no estar.

Aún así, Bier estaba convencida que no había nadie mejor para interpretar a un personaje que en apariencia es sumamente encantador, pero que poco a poco deja salir su lado vil.

"Ahora me ofrecen muchos papeles oscuros, parece que la gente descubrió a mi verdadero yo. Es un agradable alivio, de verdad, no tener que pretender que soy amable o romántico nunca más", compartió el actor en videoconferencia.

Aunque al inicio de su carrera trabajó en la pantalla chica, fue un medio que durante años se rehusó a explorar hasta que en 2018 protagonizó A Very English Scandal, en la que dio vida a un político que fue acusado de conspiración para asesinar a su amante.

Y si bien admite que la TV no le encanta, sostiene que hay producciones de calidad.

"Siempre la había desairado, decía: 'No voy a hacer televisión, soy una estrella de cine'. Ha sido algo difícil de hacer. Pero sí reconozco que hay un increíble número de trabajos clásicos y bien hechos particularmente en las principales cadenas.

Alguien me explicó que HBO es como el Rolls Royce de la televisión.

"En este caso, lo único diferente fue que me pidieron que firmara sin conocer el final, porque sólo se habían escrito un par de episodios.

Eso siempre te hace sentir inseguro porque: 'Me estás diciendo cómo será la historia, pero quizá cambies de opinión'", añadió Grant.

Big Little Lies, ¿en Nueva York?

La vida de una familia privilegiada que se descompone por un trágico hecho, protagonizada por Nicole Kidman y creada por David E. Kelley, ¿no son acaso también los ingredientes de Big Little Lies?

Las similitudes y referencias existirán, pero sostuvo su creador que se trata de dos productos que, en el fondo, son totalmente distintos.

"El tema y el corazón de negación en la que estos personajes viven y habitan, creo que fue lo que me atrajo. La propensión que tienen todos a dibujar falsas narrativas sobre quiénes son, quiénes son sus parejas, las personas en sus vidas, que dan lugar a delirios que tienen una tenacidad sorprendente.

"Supongo que entre Big Little Lies y esta pieza hay cierta similitud en el sentido en el que nos inclinamos a creer la narrativa o las construcciones de su mundo perfecto", destacó David E. Kelley.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion