En la Oponión

Pbro. Miqueas Cantú Mtz

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
La paz de lo alto

domingo, 6 de septiembre de 2020
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Hoy en tiempos de noticias tormentosas es común que la preocupación y el estrés hagan mella en nuestra mente. Un corazón cuyas emociones son víctimas de las circunstancias, genera un ambiente hostil y perturbador.

Equivocadamente se piensa que la paz es la ausencia de problemas, y muchos se afanan por evitar problema que al final como quiera no obtienen la paz. En la Biblia encontramos que la paz que Dios otorga al hombre tiene su alojamiento en el hombre y no se mueve por ningún motivo o situación.

El texto bíblico de Filipenses 4:7 nos enseña esto:
Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús.
Filipenses 4:7 DHH94I
Así que la paz que Dios genera en el corazón del hombre tiene su origen en la relación de este con Jesucristo.

Y tiene el potencial de proteger nuestro corazón y pensamientos. Podrá caerse el mundo pero si Jesucristo está en usted, no hay poder que pueda arrebatarle su paz.
Una poesía anónima describe la paz así:
Señor, mantenme quieto,
Aunque se agiten las olas de la tormenta
Y aunque las olas inunden mi pequeña barca,
O aunque en la oscuridad tenga que avanzar.
Señor, mantenme quieto.

Las olas están en tus manos,
El más recio mar se calma a tu nombre.
Dirige mi barca con seguridad hacia el puerto, y mantenme quieto,
Mantenme quieto.

En estos días difíciles invite a Jesucristo a su corazón el autor y generador de la paz.

Que tenga un feliz inicio de semana.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores

Otras Noticias