0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Conoce la función de cada brocha de maquillaje

Este tiempo de reclusión es propicio, toma tus herramientas de maquillaje y ponlas en forma.
jueves, 16 de julio de 2020
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia/Reforma

Este tiempo de reclusión es propicio, toma tus herramientas de maquillaje y ponlas en forma. Y es que mantener al día los elementos que colaboran con tu belleza forma parte de un hábito que beneficiará finalmente la salud de tu piel.

Invertir en brochas de materiales naturales para prevenir alergias es un buen punto de partida, coinciden los grandes del maquillaje. Lavarlas una vez a la semana con shampoo de bebé o neutro puede alargar su desempeño, y sobre todo prevenirte de alergias.

Si están sucias puedes hacerlo con un poco de alcohol con agua, siempre evitando humedecer la unión con el mango.

Después, sécalas con una toalla destinada para ese propósito, suavemente y sin rudeza. Consérvalas en su estuche original, libre de polvo y suciedad, esto ayudará a no deformarlas, otra condición que puede alargar su vida.

Evita guardarlas en sitios de mucho calor, ya que pueden dañarse permanentemente.

Al momento de maquillar, se debe sacudir la brocha para eliminar el exceso de producto, esto hará que realice mejor su trabajo y lucir un maquillaje más natural.

En caso de emergencia, si tu brocha para sombras está muy sucia y ya estás realizando tu makeup puedes utilizar toallitas húmedas con un poco de loción desmaquillante, y sin mucha presión limpiar el pincel eliminando el color no deseado del mismo.

En opinión de la maquillista profesional Mari Carmen Torres, al comprar un nuevo kit es importante que preguntes para que sirve cada una de ellas.

Su diseño es paralelo a la función a desempeñar:

- Pequeñas y firmes para delinear cejas.

- Delgadas y largas al estilo "cola de ardilla" para lograr difuminados y miradas al estilo cat eye.

- Planas para deslizar bases al tono de la tez. Redondas y aterciopeladas para deslizar el color de mejillas a sienes.

- Las gruesas y suaves son para sumergirlas en polvos traslúcidos para restar los excesos de producto.

- Las firmes y asimétricas sirven para seguir el contorno de los labios.

- Abundantes y cortas son para rellenar tonos similares. Recuerda que el efecto de contraste suma volumen.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion