Vida  /  Sociedad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Cómo enfrentar la ansiedad

La incertidumbre nos causa ansiedad y a veces es tal que nos puede enfermar.
lunes, 6 de abril de 2020
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia/Reforma

Una de las situaciones que tenemos que enfrentar a lo largo de la vida, sobre todo ahora en el tiempo presente con el coronavirus, es la ansiedad que nos causa el no saber a ciencia cierta hacia dónde vamos.

No hay certeza de cuánto tiempo hay que esperar para salir o ver si ya no me van a infectar o bien si ya no voy a infectar a los demás. Esta incertidumbre nos causa ansiedad y a veces es tal que nos puede enfermar.

La meditación es un método que ha sido usado por muchos años en diferentes situaciones y en diferentes tiempos, para poder calmar nuestro nerviosismo hacia lo que desconocemos.

Según algunos estudios si la practicamos por al menos ocho semanas esto nos puede traer beneficios en nuestro organismos como disminuir nuestra forma de comportarnos para bien, mejora la atención, la memoria y por supuesto ayuda a disminuir la ansiedad que sentimos.

Se le describe como un ejercicio mental en el que estás observando tu interior y la forma en que concibes lo que está sucediendo a tu alrededor, pero el objetivo principal sería el poder lograr tener una paz mental.

En un estudio, las sesiones de meditación se hacían de forma corta y práctica y aunque se mencionan muchos mitos en la meditación, en un estudio hecho por Julia Baso y sus colaboradores definitivamente la meditación sí tiene mérito científico.

Esta investigadora de la Universidad de Nueva York trabajó con un grupo de 42 meditadores no experimentados de entre 18 a 45 años de edad, que se dividieron en dos grupos: uno hacía meditación 13 minutos por día por 8 semanas.

El otro solamente oía un programa de meditación por el mismo tiempo.

Conforme el estudio avanzó a los grupos se les hacían pruebas neuropsicológicas, otras cognitivas y contestaban cuestionarios.

Además se les medía el nivel del cortisol (la hormona del estrés) en saliva.

Los resultados se compararon al inicio, a la mitad y al final del estudio. Cuando finalizaron el estudio se les midió el nivel de estrés por medio de una prueba (Trier Social Stress Study) que registró el nivel de estrés antes después y a los 10, 20 y 30 minutos.

A las 4 semanas de haber empezado la investigación no mostró cambios cognitivos ni de conducta entre los dos grupos, pero el escenario cambió drásticamente cuando llegaron a la octava semana.

Los participantes que hacían las clases de meditación bajaron sus niveles de ansiedad, fatiga y conducta comparados con los que solamente la escuchaban, además trabajaban mejor y mejoraron la memoria y la atención.

La conclusión es que si meditas aunque sea periodos cortos de tiempo vas a tener beneficio en tu organismo y no solamente si llevas a cabo meditaciones intensas y de larga duración.

En Internet hay diferentes sitios de meditación en español e inglés, sólo que hay que buscar y seguramente encontrará algo que le guste.

Lo importante es que esto nos puede ayudar a dar calma y paz mental en esta situación que estamos viviendo.

Aunque en lo personal no he hecho mucha meditación, creo que ahora tengo mucho tiempo para descubrir de que se trata todo esto y sobre todo calmarme sin usar medicamentos.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion