Vida  /  Psicología
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Modelos ¡perfectos!

Mónica Alcántara Moreno tiene vitíligo desde los 8 años. Siempre buscó esconder sus manchas usando ropa con mangas largas y cuello alto.
martes, 17 de septiembre de 2019
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Agencia/Reforma
Mónica Alcántara Moreno tiene vitíligo desde los 8 años. Siempre buscó esconder sus manchas usando ropa con mangas largas y cuello alto.
Lourdes Patricia Rotstein, de 60 años, evitaba salir a vender los pasteles que prepara porque le preocupaba que sus clientes vieran las manchas de sus manos.
Las dos mujeres ingresaron en febrero a un grupo de apoyo emocional para personas con esta condición de vida, organizado por la dermatóloga del Hospital Ángeles del Pedregal, Karen Férez.
La especialista organizó una sesión fotográfica donde los pacientes fueron los modelos, a fin de reforzar su autoestima.
César Sánchez, Brenda Bárcenas y Jonás Vázquez, del colectivo de fotografía Panorámica Lab, fueron los encargados de tomar las imágenes y montar una exposición en el Bar SiMon.
Para animarlos a posar frente a las cámaras, la doctora y Sánchez pusieron el ejemplo: ambos padecen vitíligo también y posaron mostrando sus manchas.
"Todas las personas se sintieron más seguras de sí mismas después de la sesión", sostuvo el fotógrafo Sánchez.
La dermatóloga recordó que el 1 por ciento de la población padece vitíligo y exhortó a las personas a no estigmatizar a quienes los padecen porque esta condición no se contagia.
"Fue un cambio impresionante de las primeras sesiones de apoyo donde estábamos llorando, tristes, en negación, a aceptar mostrar sus manchas", dijo la experta.
Al llegar a la inauguración de la muestra, Mónica Alcántara Moreno aseguró que la actividad le ayudó a sentirse incluida y libre.
"Creíamos que sólo a Winnie (Harlow, la primera modelo con vitíligo) se le veían bien sus manchitas, que ella sí se veía muy bonita", indicó, "y ahorita que veo a mis compañeras y a mí, también nos vemos como la modelo", dijo la paciente de 39 años.
A decir de la señora Lourdes Patricia Rotstein, a quien le daba pena posar en fotos, la exposición la hizo renacer y ahora desea poder exhibir en su sala las imágenes donde modela mostrando sus manchas.
"Como nos vemos en las fotos con vitíligo, yo siento que es nuestra personalidad, así somos, o sea, no tenemos por qué escondernos", indicó.
"Ya me gusto, ya me siento feliz, estoy aceptándome", agregó la paciente Xóchitl Vera.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion