Vida  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
5 cosas que NO causan autismo

En los últimos años, nos han bombardeado historias y anécdotas de celebridades, famosos, blogeros y hasta vecinos que, tanto vacunas como vitaminas
jueves, 28 de febrero de 2019
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EL UNIVERSAL) En los últimos años, nos han bombardeado historias y anécdotas de celebridades, famosos, blogeros y hasta vecinos que, tanto vacunas como vitaminas, hacen que un niño desarrolle autismo.

Pero, a pesar de que hay muchos estudios al respecto, éste desorden sigue siendo un completo misterio.
El autismo ha sido vinculado con un sinfín de factores genéticos, y se cree que es el resultado de la fusión de ciertos genes y un ambiente específico.

¿Qué factores? Es ahí dónde no sabemos exactamente lo que sucede, pero al menos se han descartado varios.
• Hábitos alimenticios: No existe evidencia sólida que apoye una relación casual entre la dieta y el autismo.

Muchos padres descubren que las dietas especiales para niños con autismo ayudan mucho, pero mucha harina no hará que un niño se vuelva autista.

De hecho, hay mucha evidencia que comprueba que los niños autistas obligados a llevar una dieta específica terminan con problemas nutricionales… así que evitemos los cambios drásticos a menos que sea absolutamente necesario.
• Vacunas: Este movimiento antivacunas ha sido desacreditado desde hace años.

Aún así, la leyenda persiste. Un estudio hecho en el 2011 por el Instituto de Medicina ha reportado que las vacunas son seguras, y otro estudio hecho en el 2013 descubrió que las vacunas NO causan autismo.
• Niveles normales de folato: El folato es un neurodesarrollador importante para los bebés, pero un estudio reciente sugiere que en cantidades grandes, puede ser tan grave que en cantidades pequeñas.

Se ha descubierto que si la nueva mamá tiene niveles altos de folato, podría duplicarse el riesgo de que su niño desarrolle autismo. En este caso, es súper importante seguir las instrucciones de un especialista.
• Factores ambientales: Dado que son muchos los factores genéticos que se han asociado con el autismo, es imposible determinar cuáles factores ambientales pueden arriesgar a los niños.

Por ejemplo, los niños tienen más probabilidades de tener autismo que las niñas, y las familias que tienen un hijo con autismo tienen mayor riesgo de que el otro hijo también lo tenga.

Son muchas variantes, pero la genética es la más importante.
• Estilo de crianza: Hace décadas, se creía que las mamás distantes y frías tenían hijos autistas.

Este mito desapareció años después, pero los expertos han confirmado que el estilo de crianza de los niños no tiene nada que ver con el riesgo de que sus hijos desarrollen autismo.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion