0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Señales de que estás saliendo con un ‘niño’

La idea de un chico que nunca crece se ha promovido e incluso aceptado en nuestra cultura como algo sexy
domingo, 2 de septiembre de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font

EL UNIVERSAL


La idea de un chico que nunca crece se ha promovido e incluso aceptado en nuestra cultura como algo sexy y ‘la forma en que son los hombres’.

Tristemente, son las mujeres las que usualmente pagan el precio.
Chicas: Antes de tener una relación formal con un hombre, es muy importante que consideres el tipo de hombre que tendrás a tu lado.

Lo que parece divertido y sexy ahora, eventualmente podría convertirse en un gran problema.

Tienes que levantar sus cosas: Con cosas nos podemos referir a lo más mundano como su ropa, control de videojuego y hasta sus deudas, cheques u obligaciones.

Cuando algo sale mal con sus amigos o trabajo, tú eres la que tiene que rescatarlo… y no es una damisela en peligro. Das excusas por él, levantas su reguero, tienes sus obligaciones Y las tuyas y él no puede tomar ni una simple decisión.

Cuando una persona no crece, se acercan a las personas adultas que puedan hacer lo que ellos no quieren, ¿quieres que esa persona sea tú?
Hablar de un compromiso lo estresa: Una vez que hayan salido por tu tiempo, cada vez que mencionas “su futuro”, ves pánico en sus ojos.

Pensarás que es tu culpa, que estás yendo demasiado rápido… pero aún así no es la forma de comportamiento de un caballero.

Si después de un tiempo razonable, cada vez que mencionas un compromiso, él se estresa… no importa cuántos meses o años pasen, siempre se estresará.

¿No mereces algo mejor? ¿No mereces un futuro y alguien que no se estresa con tan sólo pensar en ello?
Siempre lo estás molestando: Te escuchas molestando y recordándole y diciéndole todo lo que tiene que hacer… y parece que no puedes detenerte.

Y a pesar de esto, él NUNCA hace lo que dices o lo que le pides, y para colmo, TÚ eres el problema; la que no se calla, la que no deja de molestar, la mandona.

Obviamente te verás como la mala, pero si te pones a reflexionar sobre el problema, la verdad es que estás con un chico que no puede hacer las cosas por su cuenta y, ni siquiera con alguien a su lado, está dispuesto a hacerlas.
Evita conversaciones serias: Cuando dejas de molestarlo e intentas hablar seriamente de los problemas, empieza a hacer chistes, cambia el tema, ve su teléfono o simplemente no te pela.

Lo último que un hombre-niño quiere es una confrontación, y hará lo que sea para evitarla.
Sus intereses transmiten una vibra adolescente: Cuando sale con sus amigos, se convierte en todo un adolescente; se emborracha, hace bromas tontas, participa en un torneo de eructos, le chifla a las chicas… y hasta tiene un sentido del humor adolescente.

En cambio, cuando está contigo, no es así. ¿Por qué? Porque los hombres que nunca crecen, no saben cómo lidiar con mujeres adultas que buscan, por obvias razones, una conversación adulta, así que tú te comportarás como una mamá oso y él como un adolescente regañado.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion