Vida  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Qué hacer y qué no si sufres de SPM

En esos días previos a tu periodo puedes sentirte triste, confundida, agobiada sin saber exactamente por qué
sábado, 1 de septiembre de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EL UNIVERSAL)
En esos días previos a tu periodo puedes sentirte triste, confundida, agobiada sin saber exactamente por qué. Es normal y se conoce como SPM (síndrome premenstrual) o PMS en EU (premenstrual syndrome).
Los síntomas más comunes del PMS son:
Confusión, dificultad para concentrarse u olvidos.
Fatiga, cansancio o sentirse lenta o perezosa.
Sentimientos de tristeza y desesperanza.
Sentimientos de tensión, ansiedad o nerviosismo.
Comportamiento irritable, hostil o agresivo, con arranques de ira hacia sí misma o hacia los demás.
Pérdida del impulso sexual (puede incrementarse en algunas mujeres).
Altibajos en el estado de ánimo.
Baja autoestima, sentimientos de culpa o aumento de los miedos.
Problemas para dormir (dormir demasiado o muy poco).
Qué NO hacer durante estos días:
Revisar fotos viejas u organizar gavetas con recuerdos.

Terminarás lloriqueando sin razón.
Llamar a un ex novio. Puedes arrepentirte al día siguiente.
Visitar familiares con los que exista alguna situación tensa.

Es posible que tu irritación te traicione y termines diciendo cosas que no sientes.
Hacer dieta estricta. Un chocolate en estos días es el mejor favor que te puedes hacer.
Ver películas dramáticas.

Llorarás más que en cualquier otro momento, el contorno de tus ojos no te lo agradecerá.
Evita cualquier situación demasiado estresante en el trabajo.

Oblígate a estar en paz.
Lo que sí debes hacer si sufres SPM
Genera situaciones agradables. Planifica un día en un lugar que te guste mucho.
Cuida tu alimentación, mantenla balanceada y baja en grasas.

Toma mucha agua.
Ejercítate. Ponerte en movimiento libera serotonina y endorfinas. Estas influyen en el estado de ánimo.
Escucha música que te haga sentir feliz y te de ganas de bailar.

Disfrutarás y te ejercitarás.
Piensa en que nunca vale la pena tomarse todo tan a pecho.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion