Vida  /  Sexualidad
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Sexo… ¡y espejos!

¿Cansado de tener sexo como siempre? A todos nos pasa, así que tratamos de buscar formar de ponerle picor a la situación
miércoles, 29 de agosto de 2018
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
(EL UNIVERSAL)
¿Cansado de tener sexo como siempre? A todos nos pasa, así que tratamos de buscar formar de ponerle picor a la situación.

Juegos sensuales que nos permitan ir más allá de lo que conocemos.
Si estás buscando algo que le dé un nuevo giro al sexo cotidiano, intenta este juego de espejos.

Esta candente improvisación te permitirá mirar lugares muy sensuales que no siempre puedes ver porque la posición no se presta ¡Así que atrévete a disfrutar!
1.- Ubica los puntos donde hay un espejo.

Si estás en casa y el espejo está frente a ti, sólo debes tener en cuenta algunas precauciones, por ejemplo, que no haya nada que bloquee la vista de frente, puedes limpiarlo para ver mejor.

Si están en un hotel y hay espejos en el techo, también trata de ubicarte lo mejor que puedas para que ambos disfruten la vista por encima.
2.- El espejo es sólo un accesorio.

La idea de tener relaciones frente o debajo del espejo es disfrutar y ¿por qué no? Mejor la confianza en uno mismo. No debes mirarlo con nerviosismo o miedo.

Trata de resaltar en él tus mejores ángulos, es normal que se vean algunas cosas que nunca miras, pero eso es lo mejor de todo, mirar lo que no acostumbras.
3.- El tocador.

Tal vez no tienes un espejo como tal, pero tienes el tocador y si en él hay un espejo es difícil que tengas la altura para mirarte, pero es posible que lo uses como un accesorio diferente.

Como parte del juego de seducción, puedes subir a tu chica en él y recargarla contra el espejo y eso dará un toque de sensualidad muy especial.
4.- Masturbación en pareja.

Mientras tu pareja te acaricia, observa los movimientos de su mano a través del reflejo de ambos en el espejo. Esto te permitirá ver todo con detalle, lo que hace y las reacciones que tú tienes, a ella la va a excitar tanto como a ti.
5.- Oculta tu identidad.

Este es un punto por si te sientes nervioso, puedes probar con una máscara o un antifaz lo cual además dará un toque picante al asunto.

Al ocultar tu identidad podrás sentirte más libre de actuar y de ponerle algo más interesante al asunto.
6.- Mide la exposición.

Si no quieres una vista total de los cuerpos, puedes sólo ubicarte en un lugar estratégico para que te permitas pero en pequeño y no sientas la presión de mirarte profundamente.
7.- Prueba ángulos.

Deberás intentar diferentes posiciones, y lo esencial será que ambos se vean en el espejo. Una idea genial si lo que tienes es un espejo arriba es la posición de la vaquera para que puedas disfrutar del cuerpo de la chica o bien la de perrito si quieres que sean ambos los que se miren.

El reto es no bajar la mirada.
8.- Close up. Si tienes un espejo de frente, puedes acercarte bastante para que mires cómo entra y sale el pene de la vagina, adereza la situación diciendo algunas palabras sucias para que la situación se caliente al máximo.

La idea es descubrir cómo se miran esos lugares que no tienes oportunidad de ver tan de cerca.
9.- Haz un reto. Pídele a tu pareja que el primero que deje de mirar el espejo tendrá una especie de castigo, por ejemplo será atado en un juego kinky o ponerse comida, algo por el estilo.

Así los dos se verán con gran exactitud.
10.- La sensualidad. A todos nos impone el espejo, si no tenemos mucha seguridad o confianza nos puede dar miedo vernos, pero recuerda que tu cuerpo es sensual en cada postura, que lo importante es mirarse y disfrutar el uno del otro, no precisamente si sus cuerpos son la cosa más estética del mundo.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion