0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Bacterias en las manos

Imagen Siguiente
LOS NIÑOS menores de cinco años, ancianos y personas inmunocomprometidas son las víctimas más frecuentes de las infecciones oportunistas, muchas de ellas, transportadas en nuestras manos.
Más de trescientas mil bacterias viven en una mano aparentemente limpia
lunes, 4 de diciembre de 2017
Por: Jesús Rivera
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
Más de trescientas mil bacterias viven en una mano aparentemente limpia, se indica en un cartel colocado en el edificio de la Facultad de Medicina de la Universidad del Valle de México.

"No dejes que tus manos te enfermen", es el eslogan de la campaña que a nivel de campus emprendieron maestros y alumnos de esa unidad académica.

De acuerdo con la información plasmada en el cartel, nuestras manos, aún cuando parezcan limpias, son el hogar de una multitud de organismos patógenos que van desde el virus de la Influenza hasta bacterias como la shigela y el estafilococo.

Por tal motivo recomiendan el uso de bactericida en gel antes de realizar cualquier acción donde intervengan las manos, como preparar alimentos, comer, saludar o realizar algún trabajo de oficina.

La fauna nociva que vive en nuestras manos puede contaminar cualquier cosa que agarremos y luego llegar al tracto digestivo, vías respiratorias o superficie cutánea de terceros, quienes corren el riesgo de una infección.

A continuación, los nombres y efectos de los bichos más comunes que habitan en nuestras manos:

-Bacillus sp: La palabra bacilo se usa para describir cualquier bacteria con forma de barra o vara. Se encuentran en diferentes ambientes y sólo se les puede observar con un microscopio.

Para su estudio y tratamiento se dividen en: Bacilos Gram positivos, que fijan el cristal violeta (tinción de Gram) en la pared celular, y bacilos Gram negativos, que no fijan el cristal de Gram, pero que se tiñen con el colorante de contraste llamado safranina.

Un ejemplo es el Bacilo de Coch, causante de la tuberculosis.

-Streptococo: Los estreptococos son bacterias de forma esférica que vienen asociadas en parejas o en cadena. Puede causar infecciones de garganta y amígdalas, escarlatina, impétigo, síndrome del shock tóxico, celulitis y fascitis necrotizante, dependiendo del tipo.

El estreptococo del Grupo B puede causar infecciones de la sangre, neumonía y meningitis en los recién nacidos.

-Shigella: Es una bacteria en forma de bacilo perteneciente a la familia de las enterobacterias. Causa la disentería y diversas formas de diarrea.

Son parte de las llamadas bacterias coliformes, presentes en las heces de los animales y los humanos.

-Influenza: Existen cuatro tipos, el de la Influeza A, B, C y D. Estos virus se diseminan entre las personas y todos los años causan epidemias de Influenza estacional, pero pueden llegar a ser más agresivos.

En la influencia tipo A se distinguen 18 subtipos HA y 11 subtipos NA, de acuerdo con el contenido proteico. Hace alrededor de diez años ocurrió una emergencia epidemiológica mundial, debido a la diseminación de la Influenza AH1N1, derivada de la gripe aviar.

-Klebsiella: Es un frecuente patógeno humano que causa entre otras cosas algunos tipos de neumonía, infecciones del tracto urinario, septicemia e infecciones del tejido blando.

-Clostridium: Son bacilos grampositivos, con forma de cerillo o palillo de tambor. El Clostridium botulinum causa el botulinismo, el Clostridium perfringens provoca la gangrena, el Clostridium tetani provoca el tétanos y el Clostridium difficile causa la colitis seudomembranosa.

-Estafilococo: El estafilococo es una bacteria de forma redondeada, de ahí el nombre de coco, que se presenta en forma de racimos y se encuentra habitualmente en el aire, el agua, la piel y la faringe humana.

Suelen provocar infecciones cutáneas, como ocurre con el Staphilococcus aureus.

-Bacteroides: Son un grupo de bacterias Gram negativas en forma de bacilo. Forman parte de la flora bacteriana normal del tracto digestivo, de la vagina y de la boca de los mamíferos.

Algunas de ellas pueden provocar problemas graves de salud, como Bacteroides fragilis, causante de infecciones como la apendicitis,

-Haemofilus: Son organismos comensales con cierto grado de patogenicidad, como la Haemophilus influenzae, causante de septicemia y meningitis o la Haemophilus Ducreyi, que provoca la aparición de chancro blando o chancroide.

-Proteus: Es un género de bacterias Gram negativas que producen infecciones del tracto urinario, principalmente.

-Pseudomona aeruginosa: Son bacterias Gram negativas oportunistas en humanos inmunocomprometidos, es decir, en personas con bajo nivel de defensas en la sangre.

Infecta los pulmones y las vías respiratorias, así como el sistema urinario y tejidos.

-Escherichia coli: Bacilo de la familia de las enterobacterias que se encuentra en el tracto gastrointestinal de humanos y animales de sangre caliente. Produce infecciones gastrointestinales como diarrea hemorrágica e insuficiencia renal, especialmente entre niños y adultos con sistemas inmunitarios debilitados.

ESTADÍSTICAS

Hablando de estadísticas, la Secretaría de Salud de Tamaulipas ofrece en su página web el histórico de enfermedades diarreicas desde el año 2008.

De conformidad con tales datos, en ese año la cantidad de pacientes que se atendieron por diarreas causadas por diversos patógenos fueron 153,244.

En el 2009 fue de 154,95 casos, en el 1010 fue de 149,766 personas diagnosticada, en el 2011 subió a 150,766 casos, en el 2012 llegó a 173,206, en el 2013 creció a 191,407 casos, en el 2014 bajó a 148,496, en el 2015 fue de 160,650 pacientes diagnosticados, en el 2016 cayó a 140,267 y hasta la semana 38 (segunda semana de octubre) la cantidad era de 219,896, cifra récord que podría superar los 230 mil casos al término del año.

Hasta esa misma fecha, en la Jurisdicción número 4 que corresponde a Reynosa se registraron 738 casos, para un acumulado de 29,187 desde el 2008.

Las defunciones por enfermedades diarreicas agudas en el 2007 han sido de apenas 4 en Tamaulipas, en lo que va del año, de las cuales, 3 corresponden a la Jurisdicción de Reynosa y 1 a la Jurisdicción de Camargo.

En cuanto a casos por infecciones respiratorias agudas, en el histórico de la Secretaría de Salud se señala que en el 2010, por ejemplo, se registraron 850,826 pacientes en el Estado de Tamaulipas, en tanto que hasta la segunda quincena de octubre se registraron 759,966 pacientes con algún tipo de IRA.

En la Jurisdicción Sanitaria número 4 fueron 2,418 personas afectadas, mientras que la Jurisdicción 1 de Nuevo Laredo tuvo la incidencia más alta con 4,435 casos.

En defunciones por éste tipo de enfermedades, en el 2010 fueron 42 en Tamaulipas, y hasta octubre del 2017 van 4; en la Jurisdicción Sanitaria de Reynosa no se ha presentado un solo fallecimiento por infección respiratoria aguda hasta la misma fecha.

Por neumonías y bronconeumonías, es decir, complicaciones relacionadas con infecciones respiratorias, en el 2010 se tuvieron en Tamaulipas 6,009 casos, en tanto que hasta la primera quincena de octubre se tienen registrados 3,250 pacientes diagnosticados.

En la Jurisdicción número 4 de Reynosa hubo hasta esa fecha 6 casos, muy por debajo de los 27 que tuvo la Jurisdicción número II de Miguel Alemán.

La situación epidemiológica de Influenza por municipio sitúa a Reynosa casi en la media, con 9 casos, contra 20 de Tampico y 19 de Ciudad Madero, para un total en el Estado de 63 casos con dos fallecimientos hasta la semana 38 del 2017.

Hay otras muchas enfermedades provocadas por bacterias y el escaso cuidado que tenemos en el higiene de nuestras manos.

El mismo reporte de la Secretaría de Salud indica, por ejemplo, que los casos de parotiditis infecciosa (causada por un paramixovirus) en Tamaulipas fue de 277, de los cuales, hubo un caso en Reynosa.

La conjuntivitis, causada por una bacteria de la familia de los estreptococos, afectó a 160 personas en Reynosa, de los casos 1,267 que hubo en Tamaulipas.

La socialización de las personas facilita que las bacterias pasen de una persona a otra.

En el caso de aquellos patógenos que viven en nuestras manos, resulta relativamente sencillo deshacerse de ellas, basta lavarse frecuentemente con jabón o frotarse con gel bactericida para disminuirlas a un nivel tolerable.

Cuando saludamos, cuando escribimos en una computadora, cuando manejamos el automóvil, muchas de las bacterias acumuladas en esas superficies pasan a nuestras manos y eventualmente nos causan enfermedades, principalmente a personas con sistemas inmunes deprimidos, como los pacientes de tuberculosis, VIH, cáncer y otras condiciones de salud.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias