Status  /  Salud
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Sonrisa saludable

Imagen Siguiente
Cirujano Dentista María Guadalupe Martínez Camacho.
Las consecuencias de una mala higiene bucal.
domingo, 28 de agosto de 2016
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
De los hábitos más sencillos que desde niños debemos de adquirir, es sin duda la higiene bucal.

Aunque pareciera trillado, hay personas que no conocen la técnica del cepillado correcto, ni usan hilo dental y mucho menos enjuague bucal.

Recordemos que enfermedades comunes que se acarrean con esto son: caries, gingivitis, periodontitis crónica o piorrea.

CARIES: Este deterioro de los dientes está muy influenciado por el estilo de vida, es decir influye lo que comemos, la forma cómo cuidamos nuestros dientes (nuestros hábitos de higiene), la presencia de flúor en la sal y la pasta de dientes que utilizamos.

La herencia también juega un papel importante en la susceptibilidad de sus dientes a las caries.

GINGIVITIS: Inflamación de las encías a causa de la placa bacteriana, su aspecto es rojizo y generalmente causa sangrado.

PERIODONTITIS CRONICA: Si bien la Gingivitis es más común entre los adolescentes, la Periodontitis provoca la pérdida de hueso que soporta los dientes.

El hueso perdido no se puede recuperar, pero sí que se puede detener su pérdida.

Signos de alerta:

- El mal aliento o mal sabor de boca que no desaparece inclusive justo después de cepillar los dientes.

- Encías rojas o hinchadas.

- Encías sensibles o que sangran con facilidad.

- Dolor en los dientes al masticar.

- Movilidad dental.

- Hipersensibilidad dental.

- Encías separadas.

De esta manera la falta de una higiene bucal correcta va más allá de tener una buena imagen, si no, tener buena salud bucal, implica a largo plazo evitar gastos y dolores.

La Cirujano Dentista María Guadalupe Martínez Camacho, aconseja que además de la limpieza en casa es saludable visitar al dentista para realizarse una limpieza profunda cada seis meses o mínimo una vez al año, donde se pueda remover el sarro que se acumula en la base de la encía y donde al cepillo le es difícil entrar.

Así que realice un buen cepillado tres veces al día, use hilo dental y enjuague bucal eso le ayudará a mantener una hermosa sonrisa saludable.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias