Status  /  Belleza
0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
Este verano… Cuídate del sol

Imagen Siguiente
Los rayos uv provocan cambios degenerativos en la piel, ocasionando lesiones inmediatas y a largo plazo.
domingo, 26 de junio de 2016
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font
El sol además de proporcionar calor y luz fundamentales para la vida, es el responsable de emitir diferentes tipos de radiación; la exposición a algunas de ellas puede ocasionar desde arrugas, enrojecimiento e inflamación, hasta alteración en las células.

Los rayos UV que se clasifican de acuerdo a su longitud de onda en UVA, UVB y UVC, interactúan de manera diferente con la atmósfera. La capa de ozono detiene el 100% del UVC, el 90% del tipo UVB, pero deja pasar totalmente los rayos ultravioleta UV.

Es conocido que la exposición solar daña nuestra piel, mayormente hoy, donde la radiación ultravioleta (uv) está más alta y dañina.

Los rayos uv provocan cambios degenerativos en la piel, ocasionando lesiones inmediatas y a largo plazo, estos efectos dañinos se obtienen al exponerse al sol o asistir al solarium.

Las principales consecuencias de la exposición solar de forma prolongada y sin protección son:

- Insolación o golpe de calor (aumento de temperatura corporal asociado a deshidratación de la persona).

- Quemadura de la piel

- Foto-envejecimiento (aparición de arrugas precoces).

- Cáncer a la piel o lunares “extraños” (más información: ver informativo “atento al lunar”).

Los síntomas de insolación son: dolor de cabeza, mareo, confusión, fatiga, piel seca y caliente, no sudorosa, aumento en latidos del corazón.

En caso de que sufras alguno de estos síntomas, debes descansar bajo la sombra, en un lugar fresco y ventilado, beber líquido y contactarse con un médico que pueda dar mayor información.

Para evitar las complicaciones mencionadas debes protegerte del sol y, para ello te recomendamos lo siguiente:

- Utilizar protector solar en la piel expuesta al sol, el filtro solar debe aplicarse 20 minutos antes de la exposición. Se recomienda factor de 25 o más y reaplicarlo cada 2 horas.

- Evitar tomar sol entre las 10 y 16 horas, ya que, durante ese periodo del día, es donde más fuerte se encuentran los rayos uv.

- Hidratarse bien al realizar ejercicio al aire libre y bajo el sol (aprox. 8 vasos de agua al día).

- Utilizar anteojos oscuros y sombreros que protejan el cuero cabelludo y la cara.

- Colocarse bajo la sombra mientras se está al aire libre.

- Revisar tu piel mensualmente para observar si existen cambios de coloración, lunares nuevos, distintos y/o más grandes.

Estos sencillos métodos de protección son esenciales para evitar daños como quemaduras, cataratas o cáncer de piel. Síguelos siempre, no importa que el día esté nublado.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Otras Noticias