Alíber López

Optica Política

0
Votos
Nota Aburrida
Nota Interesante
“Los cañonazos de 50 mil pesos son de los tiempos de Guerrero”

“El amor a la justicia y la igualdad, valores de Andrés Manuel López Obrador”
sábado, 14 de febrero de 2015
Comparte esto en Facebook
Comparte esto en Twitter
Comparte esto en Digg
Enlarge Font
Decrease Font



Dada la resistencia de Vicente Guerrero en los últimos años de la Guerra de Independencia, las tropas realistas de Agustín de Iturbide que no podían vencerlo, y la prisa que tenían los conservadores españoles por pacificar el país que gobernaban, con tal de no caer en manos de los liberales españoles, se dio el famoso “Abrazo de Acatempan”, el encuentro de Guerrero e Iturbide.

El pacto entre ambos caudillos (el realista y el independentista), se concretó con el Plan de Iguala, porque a ambos caudillos (el uno insurgente y el otro realista); les convenía.

Los costos de la guerra en 10 años eran tremendos. El llamado Plan de Iguala, o de “Las Tres Garantías”, significó que las tropas realistas e insurgentes, se unieron para pacificar el país, declarar la independencia y el respeto a la religión.
El Ejército Trigarante resultado de esa unión, rápidamente unificó al país con el proyecto de Independencia y fue posteriormente enriquecido con los Tratados de Córdoba.

Finalmente el Ejército Trigarante entra triunfante a la Ciudad de México el 27 de septiembre de 1821, pero en el zipizape de liberales contra conservadores ganan estos últimos y se funda el Primer Imperio Mexicano.

Don Agustín de Iturbide se convierte en el Primer Emperador de México Independiente, siendo derrocado posteriormente por sus políticas fiscales.

Posteriormente (1824), Don Guadalupe Victoria se convierte en el Primer Presidente de la República de México e inaugura la época de los gobiernos liberales.
Vicente Guerrero, sustituye a Victoria en el Gobierno de la República el 1 de abril de 1829, pero en diciembre pide licencia para combatir la rebelión de Anastasio Bustamante, quien era su Vicepresidente.

Guerrero fue víctima de una traición, al ser invitado a almorzar al bergantín “El Colombo” propiedad del mercenario genovés Francisco Picaluga, donde fue apresado sorpresivamente, ya que el mercenario lo traicionó para cobrar una recompensa de 50,000 pesos.

Tal hecho nos permite afirmar que “los cañonazos” de 50 mil pesos se iniciaron desde los primeros años de la vida independiente mexicana y no desde los tiempos de Obregón, en la “Revolución Mexicana”, como suponíamos, por la fama del dicho atribuido a Obregón: “Nadie Aguanta un Cañonazo de 50 mil pesos”.

Guerrero nació en Tixtla, Guerrero en 1783 y fue fusilado en Cuilapan, Oaxaca, el 14 de febrero de 1831.
Hoy festejamos también el “Día del Amor y la amistad”.

Quizás la sociedad dé mayor importancia a este festejo denominado también como el “Día de San Valentín”. Este día casi coincide con la visita de Andrés Manuel López Obrador mañana domingo a las 4 de la tarde, quien vinculó, la idea del amor con las mejores causas de la lucha social.
De hecho enamorarse de la vida, de la naturaleza, nuestros familiares nuestros seres más cercanos, y nuestros amigos, es algo que debiera estar en todos los actos de los seres humanos.

Para López Obrador tiene mucha importancia el amor a la justicia, a la honestidad, a la libertad y a la democracia. Estos valores cívicos son esenciales en los militantes de MORENA; si esos valores no existen en los militantes, tarde o temprano, ellos serán descalificados por la propia organización.

 

Opina sobre este artículo

Nombre   Email  
Título
Opinion

Columnas Anteriores

Otras Noticias